Criterios para interpretar la irrenunciabilidad de derechos

La Corte Suprema de Justicia estableció los criterios que los jueces de trabajo y salas laborales deberán tener en cuenta para la correcta interpretación del principio de irrenunciabilidad de derechos, consagrado en la Constitución.

Fue mediante la sentencia recaída en la Casación Laboral N° 10712-2014 Lima, emitida por la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la máxima instancia judicial del país, por la cual se declaró fundado dicho recurso interpuesto en el marco de un proceso ordinario de reintegro de remuneraciones.

Lineamientos

A criterio del supremo tribunal para dilucidar si existe una errónea interpretación del citado principio reconocido en el inciso 2 del artículo 26 de la Constitución, los jueces y salas laborales deben tener en cuenta tres criterios.

Primero, que los derechos cuya fuente de origen sea la ley o cualquier otra norma jurídica de origen estatal, sin importar su jerarquía, son de carácter irrenunciable para el trabajador individual, sin perjuicio de los pactos de reducción de remuneraciones que son aceptados por el ordenamiento jurídico conforme a la Ley N° 9463.

En segundo lugar, que los derechos que tienen como fuente de origen un convenio colectivo o un laudo arbitral, también tienen carácter irrenunciable para el trabajador individual, pero estos sí pueden ser objeto de renuncia, disminución o modificación por acuerdo entre la organización sindical y el empleador.

Por último, que los derechos derivados del contrato individual de trabajo o de la decisión unilateral del empleador pueden ser objeto de libre disposición por el trabajador individual, que puede aceptar su modificación o incluso su supresión.

En el caso de la citada casación, la sala suprema determinó que la suscripción de un acuerdo que suprime un beneficio otorgado unilateralmente por la empresa al trabajador no originado en la Constitución, ni en la ley ni en un convenio colectivo, y que no infringe norma imperativo, no resulta ser un supuesto protegido por el principio de irrenunciabilidad de derechos, por lo que aquí si se otorga valor a la manifestación de voluntad del trabajador.

Respeto a los acuerdos

Para el laboralista Jaime Cuzquén Carnero, socio de Tsuboyama, Cuzquén & Nicolini Abogados, lo resuelto en este caso por la Corte Suprema de Justicia ratifica lo establecido por el Tribunal Constitucional (TC) previamente e indica de manera expresa cuáles son los derechos de los que es titular el trabajador y puede disponer haciendo uso de su sola voluntad.

Con esto, se evidencia la intención de respetar los acuerdos entre el empleador y el trabajador, en los términos y condiciones que ambos deseen y en tanto no infrinjan ninguna norma legal de carácter imperativo, precisó Cuzquén.

 Fuente: "El Peruano", 12 de Octubre de 2015