Corte Suprema emite precedente vinculante respecto a la determinación judicial de la pena

La Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, mediante la R.N. N.°3864-2013 Junín, ha señalado como precedente vinculante respecto a la determinación Judicial de la pena lo siguiente:

«La determinación judicial de la pena en su etapa de individualización de la pena concreta, define el estándar cualitativa de la sanción que deberá cumplir en condenado sobre la base de las circunstancias atenuantes o agravantes que concurran en el caso sub iúdice y que permitirán identificar la mayor o menor gravedad de hecho punible cometido; así como la mayor o menor intensidad de la culpabilidad que alcanza a su autor o partícipe- Pro consiguiente, al tratarse de penas conminadas conjuntas, la pena concreta debe quedar integrada por todas las penas principales consideradas para el delito cometido y aplicadas sobre la base de las mismas circunstancias o reglas de reducción por bonificación procesal concurrentes. De tal forma que el resultado punitivo debe fijar la extensión y calidad de cada una de las penas conjuntas en función al mismo examen y valoración realizados por el órgano jurisdiccional.

En atención a lo expuesto, no es explicable, en el presente caso, que en el resultado punitivo en la pena privativa de libertad, en la de multa e inhabilitación, que integran la penalidad conjunta del delito de tráfico ilícito de drogas, previsto en el artículo 296° primer párrafo, del Código Penal, tengan una extensión concreta muy diferente una de otra. Esto es, que la pena privativa de libertad sea por debajo del mínimo legal; que la pena de muta sea equivalente al mínimo legal y que la pena de inhabilitación alcance máximo legal.

 

En consecuencia, pues se deben reducir proporcionalmente las penas de multa e inhabilitación en función a una extensión porcentual equivalente a la que se ha establecido para la pena privativa de libertad. Sin embargo, cabe precisar también que al tener la pena de inhabilitación en el artículo 38 del Código Penal un estándar mínimo genérico de seis meses, la aplicación concreta de esta clase de pena para el caso sub iúdice debe graduarse prudencialmente, a fin de que no pierda su sentido y eficacia punitiva.

En ese contexto, para la reducción proporcional de la pena de multa debe tomarse como base del cálculo porcentual, del diez años de privación de libertad impuestos a la recurrente, que representan un estándar por debajo del mínimo legal establecido para dicha clase de sanción. Luego de haberse efectuado la operación correspondiente (regla de tres simple) se tiene que la diferencia de cinco años, de los diez de privación de libertad y de los quince años que fija la ley como margen mínimo de punición, presentan el 33.33% de reducción que el tribunal de instancia estableció para la pena privativa de libertad, por lo que aplicando igual escala a la pena de multa, se obtiene, finalmente, 119 días multa».