Corte Suprema señala que el pago de alimentos no evita prisión por omisión de asistencia familiar cuando haya la pena efectiva ordenada

La Corte Suprema de Justicia, mediante la Casación 251-2012 La Libertad, ha establecido un importante criterio en la tramitación de los procesos por omisión a la asistencia familiar relacionado al cumplimiento del pago de la obligación alimentaria como regla de conducta.

 

En ese sentido, respecto a esta cuestión, la Corte Suprema ha señalado que “el solo pago de alimentos no es suficiente para erradicar las consecuencias del incumplimiento de reglas de conducta”. Esto quiere decir que si bien el condenado puede realizar el pago con posterioridad al incumplimiento de esta regla de conducta, el incumplimiento de los deberes impuestos en la sentencia condenatoria suspendida prevalecen por encima de su cumplimiento posterior.