El patrimonio que configura enriquecimiento ilícito debe corresponder al funcionario o servidor público

Fuente: Fotografía tomada del portal web elheraldoslp.com.mx

Mediante la Casación N.° 782-2015-Santa  emitida el 6 de julio del 2016 por la Sala Penal Permanente de  la Corte Suprema de Justicia de la República, se imputa a doña  Amelia Victoria Espinoza García como autora del  delito de enriquecimiento ilícito, que abusando de su cargo como regidora, teniente alcaldesa y alcaldesa entre los años de 1999 al 2002 y del 2007 al 2010, ha incrementado su patrimonio,  para esto,  habría simulado dicho superávit de las cuentas bancarias de su presunto esposo, el  señor Wuilmer Agapito Vásquez (cómplice primario), la cantidad de S/. 1 028 703.44 soles.

La defensa de los procesados Amelia Victoria Espinoza García y Wuilmer Agapito Vásquez interpuso recurso de apelación, solicitando la absolución de sus patrocinados por no haberse encontrado desbalance patrimonial en Amelia Victoria Espinoza García, no haberse valorado correctamente la prueba, haberse aplicado incorrectamente el artículo 401, por vulneración del derecho a la presunción de inocencia, inaplicación del principio in dubio pro reo, vulneración al derecho a la motivación de las resoluciones judiciales y al debido proceso.

Es por ello que resaltan los principales fundamentos jurídicos:

[E]n el artículo 401 del Código Penal, se dice que el aumento del patrimonio o del gasto del funcionario público son indicios de enriquecimiento ilícito […] Se desprende que como indicio que es, no es prueba de enriquecimiento ilícito, sino que tendrá que reunir todas las reglas de la prueba indiciaría para desplegar eficacia probatoria. [f. j. n.º 12]

 […] Este indicio solo se le puede aplicar al funcionario o servidor público, no operará cuando se trate de un tercero que pudiera tener algún tipo de relación con el funcionario o servidor público investigado por el delito de enriquecimiento ilícito. [f. j. n.º 13]

[E]l uso de testaferros para configurar el delito de enriquecimiento ilícito es un tema probatorio, que en el presente caso se llegó a postular tal como se aprecia de la imputación fáctica recogida por la sentencia de vista. El problema es que como la misma reconoce, no se ha podido probar que la procesada Amelia Victoria Espinoza García haya transferido los bienes (sobre todo dinero) que figuraban en el patrimonio de Wuilmer Agapito Vásquez.[f. j. n.º 16]

 

Fuente: Sala Penal Permanente (Sr. Juez Javier Villa Stein), Casación N.° 782-2015-Santa, Lima: 6 de julio del 2016.