En aras de la resocialización, una pena privativa de libertad de corta duración podrá convertirse en prestación de servicios a la comunidad

Fuente: www.congreso.gob.pe

Mediante Recurso de Nulidad N.° 607-2015-Lima Norte, emitido el 4 de mayo del 2016, la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema estipula que al establecerse penas privativas de libertad de corta duración será viable convertir dicha sanción a jornadas de prestación de servicios a la comunidad, en pro del fin resocializador de las sanciones.

En ese sentido en el considerando sexto la sala señala lo siguiente:

"Cuando se imponen penas de corta de duración, como la que tenemos en el presente caso, el ordenamiento jurídico penal vigente establece como sanciones alternativas a la pena privativa de libertad, la aplicación de penas limitativas de derechos, las mismas que contribuirán a la resocialización del imputado y, sobre todo, permitirán la prestación de servicios a favor del Estado como retribución por el daño causado con la comisión del delito. En ese sentido, este Supremo Tribunal considera viable la conversión de la pena efectiva impuesta por prestación de servicios a la comunidad; ello en virtud a que la sanción es de corta duración y el delito quedó en grado de tentativa; por ende, no hubo mayor afectación al bien jurídico protegido, las condiciones personales del agente; y, principalmente, porque este tipo de penas tienen mayor utilidad resocializadora que una pena efectiva. Consiguientemente, la aplicación de esta nueva sanción se hará efectiva conforme con lo señalado en los siguientes párrafos" [El subrayado es nuestro].

Con respecto a la prestación de servicios a la comunidad se menciona que:

"[…] esa clase de pena obliga al condenado a realizar trabajos gratuitos en entidades asistenciales, hospitalarias, escuelas, orfanatos u otras instituciones de servicio social. Asimismo, este dispositivo precisa que la asignación de los trabajos comunitarios debe adecuarse, en lo posible, a las aptitudes personales del condenado, para asegurar un rendimiento idóneo y eficiente en el cumplimiento de la labor encomendada. Por consiguiente, se debería tomar en cuenta el nivel técnico, la edad, sexo, capacidad física, entre otros aspectos. Siendo así, la prestación de servicios a la comunidad puede comprender la asignación de labores manuales, intelectuales o artísticas".

Finalmente, se menciona que en el artículo 52 del Código Penal en caso de improcedencia de la suspensión de la ejecución de la pena, el juez podrá convertir la pena no mayor de 4 años en prestación de servicios a la comunidad, a razón de siete días de privación de la libertad por una jornada de prestación de servicios a la comunidad. De incumplirse injustificadamente dicha sanción el juez revocará la conversión, previo apercibimiento judicial y se ejecutará la pena privativa fijada en la sentencia con el respectivo descuento.

 

Fuente:

SALA PENAL TRANSITORIA, Recurso de Nulidad N.° 607-2015 Lima Norte (ponente: Sr. Juez Víctor Roberto Prado Saldarriaga), Lima: 4 de mayo del 2016. Recuperado de <bit.ly/2bz5XyC>