Se debe respetar el derecho al contradictorio al momento de actuar pruebas de oficio

La Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia ha señalado en la Casación N.º 2864-2014-Lambayeque, publicada el 16 de febrero de 2016 en el diario oficial El Peruano, que el derecho al contradictorio, como manifestación de la garantía constitucional del derecho a la defensa, debe ser respetado cada vez que un juez disponga la actuación de pruebas de oficio dentro del proceso, conforme a lo establecido por el artículo 194 del CPC.

El caso que se presenta trata sobre la señora MMM, quien interpuso una demanda de reconocimiento judicial de unión de hecho, la misma que mantuvo con su expareja RBZ, desde 1997 hasta noviembre de 2005, a fin de que se reconozcan dos predios como bienes concubinarios sujetos al régimen de sociedad de gananciales.

El a quo, reconociendo tal periodo, declaró en su momento fundada la demanda, pero RBZ apeló la resolución y la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque redujo el periodo de la unión de hecho. De este modo, el ad quem, valiéndose de la actuación de una prueba de oficio, declaró que la unión de hecho establecida entre las partes comprendía el periodo que va desde el 20.11.99 al 2.03.02. Para marcar el inicio de la relación concubinaria, los jueces valoraron la partida de defunción de BSV, anterior pareja de RBZ, quien había fallecido el 19.11.99.

La demandante interpone recurso de casación contra la sentencia de vista señalando, entre otra razones, que dentro del proceso no ha sido fijado como punto controvertido la determinación de la unión de hecho entre el demandado RBZ y la fallecida BSV, por lo que dicho aspecto no forma parte del debate instaurado en autos, no siendo por tanto la determinación de su fallecimiento mediante la actuación de oficio de la partida de defunción, parte del thema probandum.

Sin embargo, la Sala Suprema señala la validez de la prueba de oficio, pero precisa lo siguiente:

“esta herramienta jurídico procesal excepcional que puede ser utilizada cuando las pruebas ofrecidas por las partes sean insuficientes, exige una motivación adecuada por parte del juzgador al momento de ser empleado así como su ejercicio diligente, ya que no se puede suplir el deber probatorio que le incumbe a las partes” [subrayado agregado].

Finalmente, la Sala comprueba que durante la actuación de la prueba de oficio no existió un momento para la defensa de BSV, decidiendo declarar fundado el recurso, por transgresión del inciso 5 del artículo 139 de la Constitución, señalando lo siguiente:

“En el caso concreto, la Sala Superior no ha tenido en cuenta que la incorporación de la partida de defunción de [BSV] en uso de la facultad oficiosa conferida por el artículo 194 del Código Procesal Civil, al momento de expedir su fallo y sin previo conocimiento de la recurrente, transgrede su Derecho de Contradicción ya que no se le ha brindado la oportunidad de que ésta pueda expresar lo conveniente en torno a la protección de sus derechos o intereses que persigue” [subrayado agregado].