Recurso de Nulidad N.º 1123-2015 Lima, sentencia emitida por la Sala Penal Transitoria el 23 de marzo del 2016

Mediante el Recurso de Nulidad N.º 1123-2015 Lima, expedida por la Sala Penal Transitoria el 23 de marzo del 2016, se determina que la infracción de la garantía constitucional de motivación de las decisiones judiciales determina la nulidad de la sentencia recurrida y que se realice un nuevo juicio oral.

 

Bajo esta misma línea, la sola enumeración de los medios probatorios en la sentencia no bastaría como motivación de la decisión judicial, ya que estos elementos de convicción deben ser analizados de manera exhaustiva y coherente, tal como se determina en los siguientes fundamentos jurídicos:


"Décimo primero. En efecto, de la lectura de los fundamentos de la sentencia se advierte que solo se realizó una cita de los instrumentos probatorios, más no se efectuó una análisis exhaustivo y coherente de los mismo, ni de su vinculación para acreditar los hechos imputados; limitándose la sentencia recurrida solamente a enumerar el vasto acervo probatorio, sin compulsar cada una de las pruebas ni esclarecer la pertinencia o la utilidad de las mismas, a fin de determinar debidamente la inocencia o responsabilidad de los involucrados."

 

"Décimo tercero. […], el Tribunal Superior se desvinculó del delito de tortura bajo el argumento de que no se encuentra presente uno de sus elementos típicos, específicamente la finalidad de la conducta, como elemento adicional al dolo. Sin embargo, la explicación dada al respecto por el Colegiado superior no satisface los estándares mínimos de argumentación, pues no tomó en cuenta que el tipo penal del delito de tortura describe que los tratos degradantes e inhumanos no solo se dan con la finalidad de realizar una búsqueda de información o una probable autoinculpación, sino también se dan con el propósito de castigar por cualquier hecho que haya cometido una persona o se sospeche de ello, como bien puede serlo resistir o agredir a sus captores. En ese sentido no se valoró que las numerosas lesiones que presenta el agraviado, las cuales fueron descritas ampliamente en el informe pericial de necropsia; así como en las demás pruebas que obran en autos, se habrían propinado con el fin de castigarlo, intimidarlo o coaccionarlo por el hecho de haberse resistido a su intervención. […]".

 

Fuente: “Recurso de Nulidad N.º 1123-2015 Lima, expedida por la Sala Penal Transitoria el 23 de marzo del 2016”. Versión en línea: <bit.ly/1UQJEq4>.