Nueva Ley de Contrataciones del Estado

La presente ley tiene por finalidad establecer normas orientadas a maximizar el valor de los recursos públicos que se invierten y a promover la actuación bajo el enfoque de gestión por resultados en las contrataciones de bienes, servicios y obras, de tal manera que estas se efectúen en forma oportuna y bajo las mejores condiciones de precio y calidad, permitan el cumplimiento de los fines públicos y tengan una repercusión positiva en las condiciones de vida de los ciudadanos.

Así lo ha establecido la Ley N° 30225 (publicada el 11/07/2014 y vigente desde el 12/07/2014).

Una de las novedades es que se ha excluido de la Supervisión del OSCE a las contrataciones cuyos montos sea iguales o inferiores a 8 unidades impositivas tributarias, así como la contratación de servicios públicos, los convenios de colaboración u otros de naturaleza análoga, las contrataciones de procedimientos especiales, contrataciones con otros Estados y las contrataciones con proveedores no domiciliados.

Por un lado, en el capítulo de los Métodos de Contratación, se ha establecido cambios respecto a la anterior ley, ya que establece que por la presente ley una Entidad puede contratar por medio de licitación pública, concurso público, adjudicación simplificada, selección de consultores individuales, comparación de precios, subasta inversa electrónica, contratación directa y demás procedimientos de alcance general.

De una inspección rápida se concluye que la anterior regulación ha variado, pues los procedimientos de adjudicación directa selectiva, adjudicación directa pública o el procedimiento de menor cuantía han sido modificados para incorporar nuevas modalidades con la finalidad de hacer veloz la contratación.

Por otro lado, es necesario resaltar un giro en esta nueva ley, puesto que las controversias sobre la nulidad del contrato solo podrán ser sometidas a arbitrajes. Existen cambios significativos que la nueva ley ha incorporado que será materia de discusión en las aulas universitarias y todos los espacios de difusión académica, así como en la vida del ciudadano de a pie.

Asimismo, se ha modificado el artículo 2 del Decreto Legislativo 1018 y se ha derogado el Decreto Legislativo 1017 (Ley de Contrataciones del Estado), así como la primera y tercera disposición complementaria final del Decreto legislativo 1018.