Se publicaron las resoluciones del JNE que excluyeron de la candidatura a Acuña y Guzmán

En la Resolución N.º 0196-2016-JNE, que excluye de la candidatura presidencial a Guzmán, se aprecia que para el Supremo Tribunal Electoral, César Acuña Peralta “[contaba] con la calidad de candidato”, siendo por tanto infundados los argumentos de su defensa.

Se señala además que:

“[Los] ofrecimientos de dinero realizados por el candidato César Acuña Peralta así como su posterior entrega, han sido efectuados en dos eventos proselitistas de la alianza electoral Alianza Para el Progreso del Perú, lo cual está fehacientemente probado en el video. Por   tal razón, no es admisible el argumento que formula la parte recurrente respecto de que tales conductas fueron realizadas en su calidad de actos de carácter humanitario. Así, el contexto que expresa el video no deja margen de duda sobre que las dos promesas dinerarias se han efectuado durante el desarrollo de la campaña política que despliega el citado candidato”.

El Jurado, para confirmar la resolución que declaró improcedente la solicitud de inscripción de la fórmula presidencial del candidato, concluye del siguiente modo:

“[…] se aprecia evidentemente que el candidato presidencial César Acuña Peralta ha incurrido en la conducta prohibida prevista en el artículo 42 de      la LOP, ya que la promesa de dinero realizada en un  acto proselitista de la organización que promueve su postulación resulta ser abiertamente  transgresora  de  los principios de equidad, igualdad y competitividad que busca cautelar la norma y que es por ella catalogada como grave, disponiendo la correspondiente sanción de exclusión”.

En el caso de Julio Guzmán, mediante Resolución N.º 0197-2016-JNE, se confirma la Res. N.º 019-2016-JEE-LC1/JNE que declaró fundadas diversas tachas e improcedente la solicitud de inscripción de fórmula presidencial. La decisión fue decidida por tres votos a favor y dos en contra:

El voto en mayoría –a favor de la exclusión– de los magistrados Fernández Alarcón, Ayvar Carrasco y Rodríguez Vélez señala lo siguiente:

 “La defensa legal del recurrente intentó minimizar la gravedad de esta irregular actuación con el calificativo de “errores administrativos”; no obstante, como ha quedado anotado, las normas sobre democracia interna son de orden público y de obligatorio cumplimiento no solo para la propia agrupación política y sus afiliados, sino también para este Colegiado Electoral, en atención al mandato contenido en el artículo 178, numeral 3, de   la Norma Fundamental, según el cual, le compete velar por el cumplimiento de las normas sobre organizaciones políticas, entendiéndose tanto las normas externas (LOP, LOE) como las internas (estatuto y reglamento electoral)”.

Por el contrario los votos en minoría de los magistrados Távara Córdova y Cornejo Guerrero apelaron a la proporcionalidad de la sanción:

“Si bien  es  cierto  que  el  partido  político  Todos por el Perú, al tramitar la inscripción de su candidatura presidencial, ha incurrido en irregularidades administrativas relacionadas al incumplimiento de normas estatutarias vinculadas a los mecanismos de democracia interna, ello no debe implicar como consecuencia necesaria e ineludible la improcedencia de la inscripción de la candidatura. […] Consideramos que la sanción que se le estaría imponiendo al partido apelante, es decir, la imposibilidad de participar en el presente proceso electoral mediante una candidatura presidencial, resulta desproporcionada  en tanto  el  contenido  esencial del derecho a la participación política queda comprometido al impedirse en su totalidad el ejercicio del derecho”.

Foto tomada de elbuho.pe