El Poder Judicial presentará una iniciativa legislativa a fin de establecer un nuevo modelo de casación

El Poder Judicial presentará ante el Congreso de la República una iniciativa legislativa a fin de establecer un nuevo modelo legal procesal para la tramitación del recurso de casación en materias civil y contencioso administrativa, que permitirá a la Corte Suprema unificar el contenido de la jurisprudencia que se emita en ambas especialidades.

Con esta propuesta legislativa se regulan los requisitos y procedimiento de la ejecución de la sentencia impugnada, y los efectos del recurso resuelto sobre la ejecución, planteándose la incorporación de los artículos 718 y 718-A al Código Procesal Civil. Además, se modifica el artículo 11 de la Ley que Regula el Proceso Contencioso Administrativo vinculado a la competencia de la judicatura para conocerlo.

La iniciativa del Poder Judicial pretende brindar a los jueces supremos la oportunidad de satisfacer el interés público de proporcionar jurisprudencia unificada y predecible, así como precedentes vinculantes originados en doctrina jurisprudencial y plenos jurisdiccionales casatorios. Por ende, el nuevo modelo que se plantea mediante el proyecto de Ley General de Casación Civil y Contencioso Administrativa está orientado a establecer un procedimiento que supere los obstáculos que impiden el correcto uso de dicho recurso en ambas especialidades.

Las normas sobre casación en el país han contenido, por lo general, un mecanismo orientado a lograr que algunas sentencias sean vinculantes. Sin embargo, según su aplicación, en muchos casos los procedimientos legales no han sido lo necesariamente ágiles para incentivar su uso por la máxima instancia judicial o han sido demasiado dilatados, que no permitían identificar con claridad cuál era el precedente entre todas las sentencias del tribunal.

Es por ello que, la iniciativa legislativa, que se enmarca dentro de las líneas directrices de la política judicial vigente, constituye uno de los instrumentos que a juicio de la Corte Suprema debe interactuar con las propuestas de modernización del Poder Judicial, incorporando las bondades de la informática, así como los beneficios del expediente judicial electrónico con el propósito de que el servicio de justicia sea célere, transparente y eficaz.

Por tanto, se propone fijar como funciones del recurso de casación asegurar la aplicación e interpretación adecuada del derecho objetivo, garantizar la observancia de las normas que tutelen los derechos fundamentales y promover la uniformidad de la jurisprudencia. Como causales para interponerlo se plantea la infracción normativa que incida directamente sobre la decisión contenida en la resolución impugnada y el apartamiento de los precedentes vinculantes establecidos por la Corte Suprema en casación.

Lineamientos de la Propuesta

En esta propuesta legislativa se precisa que la interposición del recurso de casación no suspendería la ejecución de las sentencias de condena, aunque sí la actuación de las sentencias declarativas y constitutivas.

No obstante, si la sentencia impugnada tuviera varios decisorios y uno o más de ellos fuesen de condena, estos podrían ser ejecutados, salvo que su actuación esté supeditada a la adquisición de firmeza de otro u otros de los decisorios. La actividad procesal de las partes se limitaría a presentar alegatos escritos y a informar oralmente a la vista de la causa, correspondiendo a la sala expedir sentencia dentro de los 50 días contados desde el día siguiente de tal vista. La sala suprema no casaría la sentencia recurrida con citas legales incorrectas. Además, se consagran nuevas pautas relacionadas a la casación por salto y la casación en interés de la ley. 

Fuente: “El Peruano”, 01 de setiembre del 2014.