La Corte Suprema confirma jerarquía de los tratados sobre las leyes en un Convenio de Cooperación Perú - Colombia

Los tratados que constitucionalmente tienen rango de ley prevalecen sobre las normas internas que tienen la misma jerarquía. Así el aforismo pacta sunt servanda debe aplicarse ante posible conflicto, señala sala suprema.

 

Así lo estableció la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, mediante la sentencia recaída en la Casación Nº 3219-2010 - Lima, con lo cual hace hincapié en el respeto a los acuerdos internacionales.

 

El máximo tribunal reconoce que la Constitución otorga el rango de ley a los tratados, sin embargo, no fija expresamente cómo solucionar los conflictos que puedan presentarse entre un tratado y una ley.

 

Por tanto, considera de aplicación el aforismo pacta sunt servanda, esto es, que los pactos han de cumplirse. A su criterio, dicho principio llega a constituir la norma que se erige en el fundamento de la obligatoriedad de los acuerdos internacionales.

 

Para la Sala Suprema “su importancia en el derecho internacional es consecuencia fundamental, puesto que cuando un tratado debidamente perfeccionado entra en vigor, se convierte en una norma obligatoria para los Estados”.

 

Por eso en opinión de los magistrados ya no hay la menor posibilidad de desconocer sus efectos, porque si ello ocurriera se pondría en peligro la estabilidad del ordenamiento internacional, al margen de que el Estado incurriría en responsabilidad internacional.

 

En función a ello, el Supremo Tribunal determina en el caso materia del citado expediente que el Convenio de Cooperación Aduanera Peruano-Colombiano que, por tratarse de un acuerdo bilateral se rige por el aforismo latino antes citado, obliga a ambos Estados a satisfacer fielmente las obligaciones asumidas en él.

 

Fuente: El Peruano