¿Cómo me libero de un préstamo que ya está en etapa de cobranza?

Al caer en morosidad, por 30 días o más de atraso en sus obligaciones, algunas personas intentan rehuir su responsabilidad por vergüenza o incapacidad de pago. Aquí, algunas recomendaciones de José Núñez, gerente general de HDC BPO Services y ex presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Cobranza (Anecop).

1. Sinceridad

Lo primero que debe hacer un cliente moroso es sincerar su situación financiera, para así evaluar cuánto puede destinar mensualmente al cumplimiento de su deuda.

“Si gano S/. 3,000 netos al mes, y es el único ingreso familiar, no puedo comprometerme a pagar S/. 2,500 al momento de refinanciar el préstamo”, indicó Núñez.

Según la SBS, el refinanciamiento es la modificación sobre las condiciones del crédito (plazo y cuota mensual) para un deudor que ya cayó en atrasos. El usuario pasa a ser catalogado como cliente con problemas potenciales si pertenece a la categoría de normal. (De otro modo, mantiene su calificación). Esto lleva a un incremento de la tasa de interés por el mayor riesgo implícito de la operación.

“El deudor debe acercarse a la entidad financiera con una propuesta de pago de acuerdo a sus posibilidades. No debe permitir que lo ahorquen. Además, tendrá que explicar a qué se debió su retraso”, señaló el gerente.

2. No reincidir

El hecho de caer en mora marcará al cliente en el sistema financiero, en las centrales de riesgo y su reputación se verá afectada.

“El moroso no es sujeto de ningún tipo de crédito. Para recuperar estatus, debe abstenerse de gastos exagerados”, enfatizó Núñez.

“Lo peor que podría hacer es pedir otro préstamo para cumplir con su deuda atrasada”, añadió.

3. Esperar

Si la persona administra bien su cuenta, va a llegar el momento en que quedará librada para ser en adelante sujeto de crédito y asumir nuevas obligaciones, aseguró el ejecutivo de HDC BPO Services.

“La calificación de buen pagador va a recuperarse cuando el moroso termine de cancelar su cuenta por pagar. Si intenta rehuir su responsabilidad se agrava su situación”, advirtió.

Fuente: “Gestión”, 19 de junio de 2015