Hasta S/. 17 mil de subsidio a casas vendidas con leasing


El Estado entregará un subsidio de hasta S/. 17 mil a las personas que decidan comprar una vivienda a través del leasing inmobiliario (alquiler-venta). El pago será ni bien se apruebe la compra.

Esta es una de las novedades del proyecto que será remitido al Congreso, dijo Gerardo Freiberg, gerente general del Fondo Mivivienda (FMV).

Precisó que el subsidio será solo para las viviendas que estén en los precios fijados por el Bono del Buen Pagador (BBP), convirtiéndose en una suerte de prima.

Debe recordarse que el principal atributo del leasing inmobiliario es eximir a las personas de la cuota inicial. Freiberg estimó que en los próximos 24 meses las colocaciones mediante el FMV alcancen las 60 mil viviendas, 70% de ellos a trabajadores independientes.

En las condiciones actuales del mercado, los trabajadores independientes generalmente no son sujetos de crédito, pues carecen de ingresos fijos mensuales, pero este mecanismo les abre una puerta para cumplir el anhelado sueño de la casa propia.

"Los no asalariados podrán elegir entre el mecanismo del alquiler con opción de compra (en el que el desarrollador da en alquiler la vivienda y pasado un tiempo según el comportamiento del arrendatario se hace efectiva la compra del inmueble), o el leasing financiero que contempla la posibilidad de que de no cumplir con el pago mensual el banco pueda recuperar la propiedad", declaró.

El leasing también estipula el financiamiento de construcciones y la opción de la cesión de posesión. En ese sentido, Freiberg indicó que el riesgo de las entidades financieras se reducirá, por lo que las cuotas mensuales y las tasas de interés también deberían bajar.

De esta forma, desterró la idea de que al quitarse la cuota inicial (que en algunos casos llegaba al 25% del precio de la vivienda) los montos de las cuotas mensuales se dispararían. 

Resaltó que tanto en Lima Norte como en el Lima Este hay proyectos listos para ingresar a este mecanismo, no así en el Sur, donde se registra una escasez de terrenos.

Fuente: “La República”, 20 de mayo de 2015.