CNM: Destituyen a Carlos Ramos Heredia del cargo de fiscal

En un hecho sin precedentes en el país, el pleno del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) destituyó a Carlos Ramos Heredia del cargo de fiscal de la Nación y de fiscal supremo, acogiendo el informe de la Comisión de Procesos Disciplinarios que lo encontró responsable de inconducta funcional en diversos casos.

La destitución se decidió por mayoría, cinco votos a favor y uno en contra y fue dada a conocer por el secretario general del CNM, Mario Álvarez Quispe, quien detalló que el mencionado organismo acogió tres procesos disciplinarios contra Ramos Heredia, en los que se solicitaba la destitución del mencionado magistrado.

Proceso disciplinario

“Hemos acordado dar por concluido el presente proceso disciplinario y destituir al doctor Carlos Ramos Heredia en su actuación como fiscal supremo de Control Interno del Ministerio Público por los cargos descritos en el presente informe […]”, precisó.

Refirió que también se acordó disponer la cancelación del título y cualquier otro nombramiento otorgado a Ramos Heredia. Asimismo, dio a conocer la orden de inscribir la destitución del mencionado abogado en el Registro Nacional de Sanciones Administrativas del CNM, precisando que la ejecución de este fallo deberá realizarse en forma inmediata.

Indicó, además, que el magistrado Ramos Heredia tiene la posibilidad de interponer un recurso de reconsideración en el plazo de cinco días, después de ser notificado.

El pleno del CNM votó a favor del informe que recomendaba la destitución del fiscal supremo por las irregularidades detectadas en su actuación como fiscal supremo de Control Interno.

En primer lugar, Ramos era acusado de pedir la destitución del fiscal anticorrupción del Santa, José Checa, luego de que este investigara al presidente regional de Áncash, César Álvarez.

Asimismo, fue cuestionado por sancionar a los cuatro fiscales que allanaron el local conocido como “La Centralita” en Chimbote, donde presuntamente funcionaba una central de escuchas y espionaje ilegal contra los opositores de Álvarez.

Finalmente, se le acusó de falta de imparcialidad y retardo en la investigación contra el fiscal superior Dante Farro Murillo, quien era cuestionado por sus presuntas relaciones con Álvarez.

                                                      “El Peruano”, 14 de mayo de 2015