Presidente de la Corte Superior de Justicia de Ucayali es investigado por la OCMA

La Oficina del Control de la Magistratura dispuso abrir proceso administrativo disciplinario por 30 días al presidente de la Corte Superior de Ucayali, Francisco Boza Olivari, por presionar y rotar a jueces supernumerarios que liberaron a los integrantes de la organización de narcotraficantes denominada “Los Alanya”.

Asimismo, la Oficina del Control de la Magistratura dispuso la suspensión preventiva en el ejercicio del cargo a dichos jueces que vieron indebidamente el proceso de lavado de activos del caso “Alanya”, contraviniendo la norma del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial que establece exclusivas competencias a los Juzgados Penales supra-provinciales en estos casos.

Los magistrados del juzgado mixto de Atalaya suspendidos son: Giovani Daniel Roca Madariaga, Yuri Nicolay Meza Gómez, Rafael Espinoza Calderón y William del Águila Pezo. Ellos también serán sometidos a un proceso administrativo disciplinario.

La resolución de la OCMA señala que Francisco Boza Olivari no habría elaborado la lista de abogados aptos previamente reseñada para la selección de jueces supernumerarios, "ni tampoco habría motivado las resoluciones por las cuales se designó a los magistrados".

Este "habría ejercido presión sobre los magistrados supernumerarios para lograr la variación de la orden de detención por comparecencia restringida del denominado Clan “Alaya". También se abrió proceso disciplinario al ex presidente de la Corte de Ucayali René Martínez Castro, por los mismos hechos en su gestión.

Asimismo, el órgano de control maneja la información de que Boza Olivari habría difamado a los jueces que se oponían a las presiones para investigar a la organización, a través de la revista Juez Justo, de Rodolfo Orellana. 

Finalmente, la resolución de la OCMA incluye otros supuestos actos ilícitos atribuidos a Francisco Boza Olivari, como favorecer a su conviviente Flor Barboza Aguilar, nombrándola en el comité de damas de la Corte de Ucayali. 

 Fuente: “La República”, 12 de agosto del 2014