Sector comercio es donde hay mayor incumplimiento de los derechos laborales

1° de mayo. La mirada de un inspector laboral en este día que se conmemora la conquista internacional de los sindicatos de la jornada de ocho horas.

Víctor Gómez, secretario de organización del Sindicato de Inspectores Laborales, sostuvo que es en el sector comercio donde se suelen encontrar mayor número de incumplimiento de los empleadores respecto a los derechos laborales.

"Hemos registrado que en el sector comercio la mayoría de trabajadores no están en planilla (es decir, no cuentan con los beneficios sociales como seguro de salud, gratificación, CTS) y se obstaculiza el derecho a la sindicalización de los trabajadores", afirmó.

El inspector laboral evitó referirse a casos puntuales de empresas por el principio de reserva que tiene su trabajo, pero dijo que a diario unas 300 personas acuden a la sede de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) para solicitar que los inspectores se hagan presentes en su centro de labores. Agregó que la mayoría de las personas que solicitan ayuda tienen razón en su demanda.

Sin embargo, mencionó que es casi imposible poder fiscalizar a las empresas en todo el país por el reducido número de inspectores con los que cuentan y que asciende a apenas 401 inspectores.

"La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que en el Perú se requiere de al menos 2 mil inspectores laborales con todas las competencias de fiscalización, sin embargo solo hay 276 inspectores auxiliares, es decir, que únicamente tienen competencia con las medianas y pequeñas empresas (Pymes), pero éstas solo responden a sus alcaldes municipales", anotó.

Dicha escasez redunda en que diez regiones del país no cuenten con presencia de ningún inspector (Tumbes, Huánuco, Lambayeque, Apurímac, Moquegua, Áncash, Ayacucho, Puno, Pasco y Loreto).

"En Lima hay 98 inspectores laborales (con todos los niveles) y en provincia tan solo siete, contando con los auxiliares en Lima la cifra alcanza los 200, lo cual aún es reducido. Y los supervisores (rango máximo en la carrera de inspector laboral) apenas son 20 y se concentran en Lima", precisó.

Ante esto, Gómez pidió que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) incremente el presupuesto a la Sunafil para que se pueda iniciar un  proceso de ascenso.

Aunque pidió que antes de realizar una convocatoria abierta se promueva el ascenso de los propios inspectores auxiliares, ya que hay 173 que sí reúnen los requisitos.

Respecto a la Ley 4008 que se emitió dentro del paquete de la "Ley Pulpín" que recortaba la acción de los inspectores, dijo que se derogó junto a la iniciativa contra la que lucharon los jóvenes y reafirmó que los inspectores siempre defenderán los derechos laborales.

“La República”, 01 de mayo de 2015