INEN: OSCE detectó irregularidades en anulación de licitación

Tribunal del organismo encontró actuación indebida de funcionaria en proceso de evaluación. Buena pro de obra de más de S/.262 millones había sido otorgada al consorcio Neoplásicas.

 

Decisiones extrañas vienen ocurriendo en el INEN en una licitación de más de S/.262 millones. El Tribunal del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) detectó irregularidades en la actuación de algunos funcionarios del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) que habían decidido anular la licitación pública 20-2014-INEN para la construcción de la zona ambulatoria de dicho nosocomio.

 

La historia comienza cuando el INEN convoca a un proceso, en el 2014, para ampliar la capacidad de atención en la zona ambulatoria. El concurso se le adjudicó al consorcio Neoplásicas, integrado por las empresas Acciona Infraestructura S.A. sucursal del Perú y Pinearq SLP. El monto de la buena pro otorgada el 23 de junio de este año ascendió a S/.262’386,914.

 

En ese mismo acto de adjudicación, el Comité Evaluador del INEN descalificó al Consorcio Internacional INEN por no haber cumplido requerimientos técnicos mínimos.

 

Posteriormente, el INEN, a través de la resolución jefatural 290-2015/INEN, declaró de oficio la nulidad del proceso aduciendo que se prescindió de “las normas esenciales del procedimiento”.

 

De esta forma, el INEN daba una segunda oportunidad al consorcio descalificado para que vuelva a postular, situación que motivó al consorcio ganador a apelar ante el Tribunal del OSCE dicha decisión.

 

Mediante resolución 1837-2015, del 7 de setiembre de este año, el referido tribunal declaró fundada, en parte, la apelación. Sin embargo, decidió declarar desierta la licitación sin expresar mayor fundamento. De esta forma, el futuro de la obra ha quedado incierto y los perjudicados –es decir, los miles de pacientes que padecen de cáncer– deberán seguir esperando.

 

LAS IRREGULARIDADES

 

¿Cuáles fueron las irregularidades detectadas por el tribunal del OSCE? Una de ellas es la participación de la ingeniera Marielena Hernández en el comité calificador del INEN para esta licitación. El consorcio ganador había denunciado que dicha profesional había pretendido descalificarlo, presentando para ello ante el mismo comité una opinión legal (Opinión 105-2015/DTN) que le había sido remitida por vía irregular desde el OSCE. Con esa opinión, de acuerdo con el abogado del consorcio ganador, se buscó sacar de carrera a Neoplásicas tres días antes de que se le otorgara la buena pro.

 

El documento –que había sido elaborado por funcionarios de menor jerarquía del OSCE– fue remitido por la presidenta ejecutiva de esta institución, Magali Rojas. No tenía fecha ni número y fue enviado a Hernández de manera inusual, pues –según el reglamento– debió ser publicado en la página web de la entidad. Esta irregularidad fue también reconocida por el tribunal.

 

Perú21 buscó la versión de Hernández y de la jefa del INEN, Tatiana Vidaurre, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

 

Vidaurre y Guillermo Gomero registran viajes coincidentes a EE.UU., según sus fichas migratorias. Gomero fue representante en el Perú del empresario dominicano Fortunato Canaán. Apoderados de las empresas Mediterráneo y Manfer de Arequipa –integrantes del Consorcio Internacional INEN– admitieron a este diario haber sostenido vínculos contractuales con Gomero.

 

DATOS

 

Guillermo Gomero Rojas saltó a la fama luego de conocerse los ‘petroaudios’. En uno de ellos se menciona el interés del empresario Fortunato Canaán de participar en licitaciones para la construcción de diferentes hospitales en las regiones (Proyecto Perú) a través de la empresa Fortluck sucursal Perú. Gamero, según Registros Públicos, era el apoderado de este empresa.

 

La función de Gamero era representar a la firma ante el Consucode (hoy OSCE). Perú21 buscó su versión para que precise si tuvo o no participación en la licitación del INEN, pero no respondió a nuestro llamado ni a los mensajes.

 

Fuente: Perú 21, 16 de septiembre de 2015