Aprueban establecer figura del “escaño vacío” a parlamentarios vinculados a cuatro delitos

El Congreso de la República aprobó por mayoría establecer en nuestro sistema parlamentario la figura del ‘escaño parlamentario vacío’ para sancionar al congresista al que se le compruebe la comisión de un delito contra la salud pública en la modalidad tráfico ilícito de drogas, terrorismo, trata de personas o lavado de activos.

 

El Dictamen, sustentado por el presidente de la Comisión de Constitución y Reglamento, Cristóbal Llatas Altamirano, propone declarar la vacancia por el resto del período parlamentario de los congresistas que sean destituidos en el cargo por sentencia judicial firme vinculada a esos graves delitos, sin  que proceda su reemplazo por el accesitario. Con esa medida, el partido o alianza de partidos que lo postuló perdería el escaño hasta el término del período parlamentario.

 

Con esa finalidad, el proyecto de resolución legislativa, para cuya aprobación se necesitaba del voto a favor de la mitad más uno del número legal de congresistas (66 votos) y no requería de segunda votación, propone incorporar el artículo 15-A al Reglamento del Congreso, en el que se establece que en ese caso no se aplicaría lo dispuesto en el artículo 25 sobre reemplazo por el accesitario.

 

La decisión fue tomada con el voto a favor de 72 congresistas, el voto en contra de otros 17 y la solitaria abstención de Gustavo Rondón.

 

Cabe señalar que el texto original proponía referirse a la propuesta como la figura de la ‘curul vacía’, pero a última hora el congresista Javier Velásquez propuso que se hablara de ‘escaño parlamentario’ (vacío), lo que fue aceptado por el titular de la comisión dictaminadora.

 

Fuente: “El Congreso”, 12 de marzo de 2015.