Pago a obreros de construcción civil será bancarizado para evitar extorsión

Por medio de la anunciada ley contra la extorsión, el Estado prevé frenar el crecimiento de ese delito que, según la Policía y el Ministerio Público, proviene en un 95 por ciento de las cárceles y del ámbito de la construcción civil.

“La norma contemplará la obligación de bancarizar el pago a los trabajadores de este gremio”, señaló Wilfredo Pedraza, asesor presidencial en temas de seguridad.

La norma se remitirá en los próximos días y permitirá transparentar todo el sistema de remuneraciones de la construcción civil. “Los pagos que harán las empresas a los obreros y los descuentos sindicales que se retienen al trabajador serán bancarizados”, agregó.

De acuerdo a informes de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) y de la Dirección de Protección de Obras Civiles (Diproc), las mafias de construcción son dirigidas por unos 470 temidos delincuentes, que están libres o recluidos en algún penal del país.

Además, entre el 2011 y lo que va del 2015 han sido asesinados catorce dirigentes de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil afiliados a la CGTP que se oponían al pago de 'cupos' a estas organizaciones criminales.

Sanción a empresas

Pedraza señaló a la agencia Andina que este marco normativo también contempla un conjunto de sanciones para las empresas y sindicatos que no cumplan con la obligación de bancarizar las remuneraciones y aportes a los gremios sindicales.

“Nos parece que es una forma de transparentar el uso del dinero y limitar el pago a trabajadores fantasmas porque de esta manera solo se pagará a quien esté registrado en una planilla y realice trabajos concretos”, expresó el también ex jefe del INPE y ex ministro del Interior.

Sostuvo, asimismo, que la bancarización de remuneraciones permitirá que, en adelante, se puedan hacer auditorías sobre el uso de los recursos en ese rubro.

“Con el boom de la construcción, la delincuencia ha mutado y es real que las empresas constructoras son víctimas de extorsiones con cupos e imposición de pagos, de obreros que nunca laboran o con descuentos que nunca tienen un destino claro. Por ello esta medida pretenden poner fin a todos esos problemas”, precisó Pedraza. 

Pseudos sindicatos

Al respecto, el secretario de organización de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil (FTCC), Luis Villanueva Carbajal, dijo que el gremio está de acuerdo con la norma pero exigió un mayor control a los pseudos sindicatos que secuestran obras.

“A cada obrero le obligan a pagar 300 o 500 soles por puesto de trabajo y luego tienen que cancelar 60 soles semanales o les dan tarjetas de polladas en apoyo de sus 'dirigentes' que se encuentran en prisión”, indicó.

Explicó que las cuotas mínimas (5 soles mensuales) en la FTCC han sido aprobadas por los trabajadores en una asamblea y son utilizadas en beneficio de los propios afiliados.

“Nosotros no tenemos problemas, queremos que se aplique la ley para evitar más extorsiones y asesinatos. En nuestro gremio han matado a 14 dirigentes que se enfrentaron a estas mafias”, señaló Villanueva a La República.

Empresarios y gremios

La ejecución de estas normas fue elaborada en consenso entre el Poder Ejecutivo, empresarios del sector construcción y gremios sindicales. 

Pedraza comentó que en la elaboración de dicho marco normativo han participado los equipos técnicos del Ministerio Trabajo y Promoción del Empleo, así como del Interior y el de Justicia y Derechos Humanos.

Mafias cobran 2  o 5% de la obra

Las mafias de construcción civil dedicadas a la extorsión tienen zonas dominadas a las que llaman su "territorio", por ello cuando conocen del inicio de una obra, lo primero que hacen es averiguar el nombre de los ingenieros a cargo, para chantajearlos y amenazarlos, a ellos como a sus familias, señala el jefe de la Dirincri, general José Lavalle Santa Cruz. 

Explicó que estas organizaciones delincuenciales piden a la constructora el 2% o 5% del monto total de la inversión y hasta un 30% de los puestos de trabajo, que luego son "vendidos" a los obreros por no menos de 300 soles, quienes semanalmente deben pagar una tasa de 10 o 20 soles para asegurar su plaza.

 

Fuente: "La Republica", 03 de Agosto del 2015