Sacerdote acusado de estafa dice que solo “omitió información”

Julio César Campos Yllescas se defendió de las acusaciones en su contra por presunta estafa asegurando que sí es sacerdote, pero no de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Denunciado por una pareja que casó, Campos Yllescas afirmó que es un sacerdote ordenado bajo la Iglesia Oriental, reconocida en el país, y que  tiene potestad de realizar los siete sacramentos. Entonces, ¿cuál fue el problema? Que los novios no sabían que estaban siendo casados bajo otra iglesia y que el acta no tiene validez para el Arzobispado de Lima.

“A veces mucha gente nos confunde, uno no puede estar con un letrero”, declaró ante Latina.

No obstante, el sacerdote que ahora es investigado reconoció que omitió información pero dijo que lo hizo por “exceso de confianza”.

Respecto a los cobros que realizó para oficiar las misas, dijo que solo cobró 600 soles a cuatro parejas desde el 2014 y que evaluará la posibilidad de devolver el dinero.

En tanto, la Primera Fiscalía Provincial Penal de Lurín abrió investigación preliminar de oficio en su contra por los supuestos delitos de estafa y usurpación de funciones.

Cabe indicar que el investigado presenta un antecedente penal por el presunto delito de falsificación documentaria en agravio del Arzobispado de Lima. Al respecto, Julio César Campos Yllescas dijo no haber sido notificado.

                                                      Fuente: El Comercio, 10 de julio de 2015