Veinte rectores de universidades públicas serían denunciados penalmente por desacato a Ley Universitaria

Rectores de 20 universidades nacionales del país, entre los que resaltan el de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el de la Federico Villarreal, serán denunciados penalmente ante el Poder Judicial por no acatar la nueva Ley Universitaria, en cuyo engranaje legal se dispone, entre otras cosas, el cambio democrático de autoridades, como una de las medidas de reforma en los claustros universitarios.

Así lo anunció el presidente de la Comisión de Educación y Deporte, congresista Daniel Mora Zevallos (PP), en conferencia de prensa realizada en los Pasos Perdidos del Parlamento, en la cual estuvo acompañado del presidente de la Federación Nacional de Docentes de la Universidad Peruana (FENDUP), Nelson Sifuentes Justiniano, y diferentes dirigentes sanmarquinos y villarrealinos.

“Criticamos, censuramos y deploramos la actitud que han tomado algunos rectores de las universidades públicas de no acatar la Ley Universitaria. Esta rebeldía será sancionada con acusaciones penales. Es grave desacatar una ley y ese delito debe ser penado”, manifestó.

Mora dijo que esta rebelión, encabezada por los rectores de San Marcos y de la Federico Villarreal, se está cumpliendo por intereses económicos. “Por amor al billete desacatan la ley y quieren perennizarse en sus cargos", dijo.

Ministerio Público y Poder Judicial no pueden seguir prevaricando

“Cualquier peruano que incumple la ley estaría preso. Por lo cual, pido al Ministerio Público y Poder Judicial que hagan cumplir la ley. El desacato es un delito penal, por ello es más grave que conocimiento se viole lo dispuesto en la Ley Universitaria”, expresó.

El presidente de la Comisión de Educación aseveró: “En un Estado de Derecho no se puede aceptar rebeldías. Exhorto a las más altas instituciones judiciales a no seguir prevaricando y actuar con mano firme en contra de las leguleyadas de los rectores. Les solicito que hagan imperar la ley para que las nuevas autoridades universitarias elegidas por la comunidad estudiantil asuman sus cargos”.

Mora remarcó que los rectores insubordinados con el prurito de hacer surgir a sus universidades en este año, se pretenden quedar. “Son los recursos propios que ganan las universidades los que les interesa.

Por ejemplo el rector de San Marcos gana un bono por concurso de admisión, otro bono por academia preuniversitaria, por diplomado, por posgrado, más el ingreso que proporcionan 32 empresas y el alquiler de muchos locales que tiene la universidad en el centro de Lima”, anotó.

“No es el amor al chancho, señores de San Marcos y de la Villarreal, sino es el amor a los tremendos chicharrones que hay en esas universidades. Esto es una inmoralidad, una corrupción que debe ser sancionada por el Ministerio Público y el Poder Judicial, que deben cumplir sus funciones”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Fendup, además de respaldar al congresista Mora, denunció que en diferentes universidades del interior del país, como la Ruiz Gallo de Chiclayo, de Trujillo y de Apurímac, se están despidiendo a sus docentes por el hecho de exigir elecciones democráticas con la participación de la comunidad universitaria.

Héctor Arana Soto, María del Carmen Soto y Alizabeth Leyva, de la Villarreal, denunciaron el imperio de una organización mafiosa dirigida por el rectorado y según dijeron, el evidente el enriquecimiento ilícito de las principales autoridades de la universidad. (JON)

Fuente: Congreso, 08 de julio de 2015