INPE: Establecen requisitos para solicitar vigilancia electrónica personal

Para viabilizar con rigurosidad el adecuado otorgamiento de la vigilancia electrónica personal a los procesados y condenados que la soliciten, el Poder Ejecutivo estableció los requisitos para la solicitud de la medida.

Así, el peticionante deberá presentar, entre otros, un certificado de antecedentes penales, con una antigüedad máxima de 20 días antes de realizado el pedido, acreditando el no haber recibido nunca una sentencia condenatoria por delito doloso, señala el DS N° 002-2015-JUS, que modifica el reglamento para la ejecución del referido monitoreo.

Deberá, asimismo, demostrar que el domicilio o lugar donde cumplirá la medida le pertenece o se encuentra en su posesión. Por lo tanto, se rechazará toda solicitud que sea formulada sin la entrega de alguno de estos documentos, precisa la norma en análisis.

Mientras que en quienes resulten beneficiados con la medida, el juez deberá fijar el radio de acción y desplazamiento, rutas, período de tiempo y horarios, de acuerdo con el informe técnico que sea remitido por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Esta última entidad, además, será el ente encargado de la supervisión de los centros de monitoreo, adecuada prestación del servicio y del cumplimiento de las obligaciones impuestas por la ley y el reglamento.

Financiamiento

De acuerdo con la norma, el beneficiario de la medida será el responsable de financiar el costo de la verificación técnica de la instalación, alquiler del dispositivo durante el tiempo que mantenga la vigilancia electrónica, monitoreo y la respectiva desinstalación.

La implementación de esta vigilancia se realizará en el distrito judicial de Lima, y le corresponderá al INPE emitir las directivas necesarias para la ejecución de esta medida.

La colocación del equipo estará a cargo del INPE, pudiendo asistir el abogado defensor del beneficiario.

Se regulan niveles de alerta de un supuesto uso inadecuado de los equipos, que van desde la incidencia (leve) que advierte alguna anomalía ajena al beneficiario; infracción (grave) por el inicio de acciones que atentan contra el servicio y el riesgo (muy grave) con daños irreversibles al dispositivo y al monitoreo.

Racionaliza recursos

A criterio del penalista Luis Lamas Puccio, resulta de vital importancia la vigilancia electrónica personal de los procesados y condenados a quienes se les otorgue esta medida por lo costoso de los procedimientos para el control de los casos de liberación o condena condicional. “Todo esto debe ser parte de una política penitenciaria acorde con la modernidad, tratando de racionalizar los recursos al máximo para el beneficio de toda la ciudadanía.”

El fin de la norma es monitorear el tránsito, tanto de procesados como de condenados, dentro de un radio de acción y su desplazamiento, teniendo como punto de referencia el domicilio o el lugar que los interesados lo señalen.

“El Peruano”, 14 de mayo de 2015