Alan García indultó a 1.781 prontuariados delincuentes

Durante el segundo gobierno de Alan García no solo se abrieron las puertas de la prisión a numerosos sentenciados por narcotráfico, sino también a 1.781 prontuariados delincuentes a quienes se les conmutó la pena en tiempo récord y hoy podrían estar haciendo de las suyas, según informó ‘Cuarto Poder’.

 

Muchos de esos malhechores sentenciados por robo agravado, hurto y hasta parricidio han vuelta a delinquir, lo que prueba que nunca se reinsertaron a la sociedad y hoy purgan nuevas condenas. 

 

El informe, que muestra casos de reincidencias de varios de los delincuentes, advierte también que entre las irregularidades cometidas por la Comisión de Gracias Presidenciales que presidió Miguel Facundo Chinguel, está haber conmutado penas hasta en un 60 por ciento, cuando la ley y el reglamento del Ministerio de Justicia se lo prohibían.

 

Por ejemplo, Yhonatan Fernández Dávila Estela fue sentenciado a ocho años de prisión por agresión e intento de asesinato, pero la comisión de Chinguel le redujo la pena a 4 años y después de estar un mes y medio en libertad, volvió a prisión por matar a su madre. 

 

El caso más grave, según el informe periodístico, es el de José Luis Ardiles Elguera, quien pese a registrar 9 ingresos a la cárcel y estar condenado a 15 años de cárcel, salió en libertad a los 10 años con una resolución firmada por Alan García y la entonces ministra de justicia, Rosario Fernández.

 

Ardiles volvió a las andadas  y nuevamente fue recluido en prisión por robo e intento de asesinato.

 

En el segundo gobierno aprista se concedieron 5 mil 500 gracias presidenciales. 

Clave

Grave. Fernando Castañeda, de la Defensoría del Pueblo, alertó que no se evalúa a los beneficiarios de la conmutación de pena y que la descontrolada liberación de delincuentes pone en riesgo la seguridad ciudadana.

Fuente: "La República", 05 de Octubre de 2015