Fiscal Juárez cita a cien testigos por el caso de aportes al nacionalismo

Nuevo giro. Titular de la fiscalía de Lavado de Activos investiga a cuatro personas y evalúa si incluye a Nadine y Humala en el proceso. Magistrado podría hacerse cargo de los testimonios de los aspirantes a colaboradores eficaces que hablan de presuntas donaciones ilegales de dinero de Venezuela y Odebrecht.

 

Germán Juárez Atoche, fiscal de Lavado de Activos, encargado del caso del financiamiento de la campaña presidencial del Partido Nacionalista en 2011, investiga hasta el momento a cuatro personas y ha citado a otras 100 en condición de testigos.

 

Las personas bajo indagación fiscal son Ilán Heredia Alarcón, Rullman Pebe Heredia, hermano y primo de la primera dama Nadine Heredia. A estos se suman Pedro Santos Carpio y Mario Torres Aliaga, quienes suscribieron los informes financieros que la organización nacionalista elevó a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

 

Si el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, resuelve que el fiscal Germán Juárez se haga cargo de dos aspirantes a colaboradores eficaces que han declarado sobre supuestas aportaciones dinerarias ilegales al Partido Nacionalista en 2006, el número de investigados de todas maneras aumentará.

 

Cadena de eslabones

 

De acuerdo con fuentes de la Fiscalía de Lavado de Activos, la ampliación de los investigación sobre las aportaciones a la campaña nacionalista alcanzaría a Nadine Heredia y Martín Belaunde Lossio, quienes, según la manifestación de las personas que han pedido acogerse a la colaboración eficaz, tuvieron presunta relación con los fondos entregados por el gobierno de Venezuela y la compañía brasileña Odebrecht.

 

Representantes de la embajada venezolana en Lima y de la empresa constructora en la capital negaron haber entregado dinero al Partido Nacionalista.

 

No obstante, de llegar a sus manos las declaraciones de los aspirantes a colaboradores eficaces, el fiscal Juárez deberá requerir sus descargos a Heredia y Belaunde.

 

La investigación a las aportaciones que recibió el Partido Nacionalista comenzó el 14 de noviembre del 2011 cuando los diarios La República, Correo y El Comercio publicaron varios casos de donantes "fantasmas". De oficio, el fiscal Jorge Sánz Quiroz abrió indagación contra Pedro Santos Carpio y Mario Torres Aliaga, responsables de la contabilidad del partido.

 

Primer archivamiento

 

Luego de casi tres años de pesquisas, el 28 de noviembre del 2014, el fiscal Jorge Sánz, basándose en un informe de la ONPE, concluyó que no había nada irregular en las cuentas de la campaña nacionalista y archivó el caso.

 

Sin embargo, el procurador de la ONPE interpuso una queja contra el archivamiento. El 10 de marzo, la Sétima Fiscalía Superior Penal de Lima anuló la resolución del fiscal Jorge Sánz y ordenó la continuación de la investigación a los fondos del Partido Nacionalista.

 

De esta manera, el 28 de mayo de este año el expediente pasa a manos del fiscal de Lavado de Activos, Germán Juárez.

 

Hasta este momento, solamente estaban en condición de investigados Pedro Santos Carpio y Mario Torres Aliaga. Así que el 9 de junio, la procuradora de Lavado de Activos, Julia Príncipe Trujillo, solicitó a Juárez comprender en las pesquisas a Ilán Heredia Alarcón, Rullman Pebe Heredia y Martín Belaunde Lossio.

 

El 9 de julio, Germán Juárez acogió el requerimiento de la procuradora Príncipe, pero no incluyó a Martín Belaunde, no obstante ya se encontraba en Lima recluido en Piedras Gordas, luego de haber sido extraditado de Bolivia.

 

En consecuencia, el 5 de agosto, la procuradora Príncipe, convencida de la necesidad de comprender en la investigación a Martín Belaunde por su conocimiento sobre los aportes a la campaña nacionalista, persistió en su pedido ante el fiscal Germán Juárez.

 

Pero la autoridad tampoco se pronunció.

 

Nueva incorporación

 

El domingo último el programa "Cuarto Poder" reveló las declaraciones de dos aspirantes a colaboradores eficaces que implicaban a Martín Belaunde en la administración de fondos supuestamente ilegales entregados al Partido Nacionalista.

 

Con la nueva información, ahora sí el fiscal Juárez incorporaría en las pesquisas no solo a Martín Belaunde sino también a Nadine Heredia, de acuerdo con fuentes de la Fiscalía de Lavado de Activos.

 

En efecto, de acuerdo con los dichos por los solicitantes de la colaboración eficaz, Nadine Heredia y Martín Belaunde estaban relacionados con el manejo de los aportes de Venezuela y Odebrecht, en la campaña del 2006.

 

La defensa de la Primera Dama alega que en esa época no tuvo ninguna relación con la administración de las aportaciones.

 

Ante estas declaraciones, a la procuradora Julia Príncipe no le quedaría otro camino que requerir la inclusión de Nadine Heredia en las investigaciones. De hecho, el pasado 9 de junio, Príncipe solicitó al fiscal Juárez que no solo se indaguen los aportes a la campaña del 2011 sino también a la del 2006.

 

En todo caso, el desafío del titular de la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos, Germán Juárez Atoche, también será corroborar las manifestaciones de las dos personas que han pedido acogerse a la colaboración eficaz. De confirmarse estas declaraciones, la investigación recibirá un impulso que nunca antes ha recibido por ninguna otra autoridad.

 

Los cinco primeros testigos ante la fiscalía

 

Alrededor de 40 testigos de un total de 100 han sido citados por el fiscal Germán Juárez, quien los ha interrogado sobre las aportaciones al Partido Nacionalista.

 

Entre los que se han presentado se encuentran Víctor Huarancca Medina, Wilson Cervera Rojas y Jerson Gutiérrez Condori.

 

Huarancca ha manifestado que a inicios del 2011, Rullman Pebe Heredia, primo de Nadine Heredia, le pidió que aportase a la campaña nacionalista, pero no pudo hacerlo. Sin embargo, se enteró por la prensa de que en la lista de aportantes aparecían su hermano José Huarancca y su sobrino Manuel Mejía Huarancca. Se indicaba que entregaron 120 mil soles, lo que era falso.

 

"Llamé a Rullman para reclamarle, pero me contestó que no podía enfrentarse al gobierno. Por lo que me citó en el centro comercial Plaza San Miguel, donde me pidió que cambiara mi versión, porque no iba a pasar nada con la investigación, ya que ellos tenían el poder", dijo Víctor Huarancca.

 

Fuente: La República, 23 de septiembre de 2015