Fiscal solicita prisión para dirigentes de valle de Tambo

Nuevamente los dirigentes del Valle de Tambo, Jaime De la Cruz y Jesús Cornejo, están en una situación complicada.

La fiscal especializada en Crimen Organizado, Alejandra Cárdenas, pedirá el próximo 9 de octubre el cambio de revocatoria de comparecencia con restricciones por la  de  prisión preventiva contra el presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, Jesús Cornejo Reynoso, y del ex alcalde vacado del distrito de Deán Valdivia, Jaime De la Cruz Gallegos.

"Según información de la comisaría de Mollendo, tenemos entendido que ellos convocaron a la población para organizar el paro de 72 horas que se llevó el 23, 24 y 25 pasado", dijo la fiscal.

Cornejo y De la Cruz son investigados, al igual que el detenido Pepe Julio Gutiérrez, en el presunto pedido de un millón y medio de dólares a la minera Southern Perú a cambio de detener el paro contra el proyecto Tía María en abril pasado. 

Cornejo Reynoso rechazó el fundamento de la fiscal. Aseguró que él no participó de ninguna protesta en el valle desde que se le procesa por el presunto delito de extorsión. "La fiscal tendrá que probarme que yo convoqué al paro. Soy respetuoso de las normas", dijo.

Libertad

Por otro lado, entre lágrimas, el encarcelado presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo, Pepe Julio Gutiérrez, pidió al juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, Willy Fernández Gambarini, que lo libere para asumir su defensa.

"La fiscal (Alejandra Cárdenas) nunca me notificó y a mí me detuvieron cuando yo me iba a poner a derecho", dijo.  

Su abogada defensora, Liliana Laura Bravo, sustentó el pedido de libertad de su patrocinado ante el magistrado diciendo que el delito de extorsión no está probado, porque en el comunicado que emitió la empresa Southern Perú no se da a conocer que hubo pago de dinero.

"En el documento se señala que es de libre voluntad, además a esa fecha pasó un año de la presunta extorsión", dijo.

La defensa además se basó en que no se pudo paralizar el proyecto por la presunta extorsión puesto que el proyecto aún no tiene permiso de explotación. Solamente para obras preliminares. 

Fuente: “La República”, 29 de Setiembre de 2015