Gregorio Santos quedará libre antes de que acabe su juicio por corrupción

El Poder Judicial, a través de la Sala Nacional de Apelaciones, fijó el 24 de julio del 2016 como plazo límite para que la fiscalía concluya la investigación y el juicio público al ex gobernador regional de Cajamarca Gregorio "Goyo" Santos Guerrero por delitos de asociación ilícita, colusión y cohecho. 

Si el proceso no concluye en ese plazo, lo que es casi seguro, Santos quedará en libertad, con lo cual podría evadir o entorpecer la continuidad del juicio público en su contra y de las otras 67 personas involucradas. 

Además, sí en las próximas elecciones generales "Goyo" Santos alcanzara un asiento en el Congreso estando en libertad, podría jurar el cargo y, políticamente, entorpecer el caso.

Santos ganó la elección a la presidencia de la región Cajamarca, en las pasadas elecciones regionales, pero no pudo asumir el cargo por estar con prisión preventiva. Esto no sucederá si alcanza a ser elegido congresista, porque el 24 de julio del 2016 quedará en libertad.  

La fiscalía anticorrupción había pedido al Poder Judicial mantener la detención preventiva de Gregorio Santos por otros 22 meses, que permitan concluir el juicio público y que se dicte sentencia en su contra. 

Santos se encuentra con detención preventiva desde el 16 de junio del 2014. Sin embargo, el Poder Judicial solo otorgó plazo hasta julio del 2016 para concluir todo el proceso. Eso, en la práctica, supone que la investigación ha concluido. Ya no hay tiempo para más averiguaciones. El fiscal Walter Delgado Tovar deberá dedicarse de inmediato a preparar la acusación. 

En el mejor de los casos, por lo voluminoso del expediente, la acusación estaría en noviembre o diciembre próximo. Luego vendrían las audiencias de control de acusación, que podría llevar otros dos meses, con lo que supone el inicio del juicio para marzo o abril del próximo año. 

En cuatro meses no concluirá este juicio. Para poner un ejemplo, en "narcoindultos", con solo 13 acusados y en tres audiencias semanales, ya lleva dos meses y recién se ha terminado de escuchar a los testigos y por estos días se revisa la prueba documental.

No obstante, aún falta saber si los acusados van a declarar y si los jueces desean escuchar otros testigos y la etapa de alegatos finales, tanto de la fiscalía como de los abogados defensores.  

Además, con 67 investigados, el Poder Judicial va a requerir un ambiente adecuado para acomodar a los acusados y sus abogados, más público y la prensa, unas 200 personas.

Claves

La Sala Penal Nacional de Apelaciones reconoció que el proceso que se sigue a Gregorio Santos Guerrero es un "caso hipercomplejo por delitos graves y presenta una ostensible dificultad por la cantidad de investigados".

A Santos Guerrero se le atribuye dirigir una organización ilícita que desde el gobierno regional habría concertado con representantes de empresas y consorcios para favorecerlos en 11 procesos de licitación pública, y a cambio haber recibido sumas de dinero.

Fuente: “La República”, 29 de Setiembre de 2015