Juez dicta detención domiciliaria para Guillén

El juez de Investigación Preparatoria de Paucarpata, Manfred Vera Torres, tras una audiencia de 14 horas resolvió aceptar en parte el pedido de la Fiscalía de detener en su domicilio por seis meses al expresidente regional, Juan Manuel Guillén Benavides; al exasesor regional, Delford Sarmiento, y al experto en puentes, Jack López.

A todos se les acusa de haber sido parte en el proceso de direccionamiento de la licitación de los estudios de la segunda etapa de la vía Arequipa - La Joya, que se licitó en febrero de 2013 por cerca de 10 millones de soles.

La decisión del juez Vera se fundamentó en los elementos de convicción que implican a cada uno de los coprocesados y que fueron expuestos por el fiscal Anticorrupción, Arturo Valencia Paiva.

Juan Manuel Guillén indicó al juez Manfred Vera que nunca ha rehuido a la justicia y que no lo haría en este proceso.

En el caso de Guillén, el juez Vera indicó que los cuatro principales elementos que lo vinculan en la presunta concertación que se habría hecho para que el consorcio Ingeniería Arequipa La Joya gane el proceso, fue la declaración de su propio exasesor y mano derecha, Miguel Ocharán. Éste dijo ante el juez Manfred Vera, el 14 de junio, que todo lo que realizó lo hizo por disposición de Guillén. Este argumento de la Fiscalía no fue rebatido por el abogado defensor de Guillén, Gonzalo Bellido.

También se tomó en cuenta la declaración que hizo Guillén a un programa periodístico televisivo donde acepta que le pidió a Jack López que elabore los estudios de los puentes que contemplaba la vía. Además del punto donde refiere que quizás cometió un exceso al decirle ello.

A esta declaración se suma el testimonio de Jack López, quien acepta que Guillén le pidió que elabore los estudios de los puentes de la vía Arequipa – La Joya.

Otra de las declaraciones que se tomó en cuenta fue la del funcionario regional Víctor Mantilla, quien señaló ante la Contraloría que cuando Miguel Ocharán le entrega el estudio de mercado que se utilizó para el proceso, éste le dijo que debía publicarlos por orden del expresidente Guillén.

El juez agregó que a estas declaraciones se agregan los dos correos que se enviaron entre representantes del consorcio peruano español y funcionarios del Gobierno Regional, entre diciembre de 2012 y febrero de 2013, que involucran al expresidente regional. 

En ellos se revela cómo los representantes del consorcio español habrían tenido reuniones con la autoridad.

Pese a que Guillén y su abogado negaron todos estos hechos, sus argumentos no fueron suficientes para desacreditar la tesis fiscal.

Solo estuvo de paso

En cuanto a los elementos de convicción que vinculan a Delford Sarmiento, el juez Vera señaló que al igual que Guillén, pesa la declaración de Jack López, quien dijo a la Fiscalía que encontró en más de una ocasión a Sarmiento reunido con Ocharán y Eduardo Tolmos, representante del consorcio. 

Ellos presuntamente elaboraban los términos de referencia. También se tomó en cuenta correos electrónicos que se le enviaron a Sarmiento explicándole el trabajo que se hacía con los términos de referencia en diciembre de 2012, previo al concurso.

La defensa de Sarmiento cuestionó los argumentos indicando que se cruzó con Ocharán y el representante del consorcio, pero no se habló del proceso. Sarmiento refirió que solo fue a visitar a Guillén a ver si había una oportunidad de trabajo.

"Soy colaborador"

En el caso de Jack López, el juez indicó que los principales elementos que lo implican son los correos electrónicos que se enviaron entre diciembre de 2012 y febrero de 2013. En estos se denota que López conocía los documentos que los españoles elaboraban. 

Se indicó que en los términos de referencia se incluyó los estudios que elaboró López sobre el puente Chilina. Se puso como requisito para ser postor haber elaborado antes proyectos de puentes con más de 400 metros de largo. López dijo que se tomó sus estudios del puente Chilina como referencia, no como un requisito. Y que cuando ocurrió la negociación él no era parte del consorcio.

Las más de 20 personas que ayer llegaron a acompañar a Guillén dijeron que éste era inocente y que se confió de sus funcionarios.

Pidió a las autoridades que no se ejecute el estudio que elaboraron los españoles sobre la vía. Indicó que la misma tendría observaciones porque, por ejemplo, los planos de los puentes él no los hizo, pero tienen la firma de su empresa.

Al término de la audiencia, las defensas de los implicados apelaron la decisión judicial.

Lo defienden

Durante la audiencia Guillén estuvo acompañado por su esposa Nora Solís, además de sus ex-funcionarios y trabajadores de confianza como Berly Gonzales, Mario Ludeña, Ronald Arenas, Walter Paz. También se vio a sus amigos y simpatizantes, como el actual decano del Colegio de Abogados, Alfredo Álvarez, además de los dirigentes Carlos Paz, Wilber Boza, entre otros.

La mayoría de ellos lloró al término de la audiencia, cuando vieron a su líder ser trasladado por un grupo de agentes de la Policía hasta la carceleta del Poder Judicial, de donde se  dispuso las medidas de resguardo para el tiempo que estará detenido en su casa. ß

claves

En la audiencia solo hubo dos recesos, durante estos Guillén pidió hacer uso de los servicios higiénicos, además de tomar una gaseosa.

En todo momento Guillen evitó sostener un diálogo con Jack López, quien estuvo sentado a su lado.

Al término de la audiencia, los tres detenidos fueron trasladados juntos, en medio de fuertes medidas de seguridad.

Fuente:"La República", 07 de Julio de 2015.