JUZGADO DESESTIMA ARRESTO DOMICILIARIO PARA GUILLERMO ALARCÓN

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria declaró infundada la solicitud de Guillermo Alarcón Menéndez, procesado por sus presuntos vínculos con el empresario Rodolfo Orellana Rengifo para que se le varíe la medida de prisión preventiva por la de arresto domiciliario.

 

Alarcón Menéndez sustentó su pedido en que padece de una enfermedad grave, cardiomiopatía dilatada, que le puede producir una muerte súbita, por lo que requiere ser atendido con prontitud en caso de una emergencia.

 

Sin embargo, el juzgado, a cargo del doctor Richard Concepción Carhuancho, determinó que las historias clínicas e informes médicos particulares que presentó ante su despacho no establecen que su cuadro de salud califique como enfermedad grave.

 

El magistrado precisó además, que esa calificación debe establecerla una Comisión Médica Evaluadora sobre Enfermedades Graves, integrada por médicos especialistas en la materia a cargo de una entidad oficial (Ministerio de Salud, Essalud o Empresa Prestadora de Salud-EPS).

 

Asimismo, concluyó que dichas historias e informes médicos particulares no presentan un diagnóstico actualizado, puesto que datan del año 2011, razón por la cual no pueden ser utilizadas para definir si actualmente el investigado presenta una enfermedad grave.  

 

Alarcón Menéndez, exdirigente deportivo, es procesado por los presuntos delitos de lavado de activos  y asociación ilícita en agravio del Estado, ya que habría ocultado dinero de origen ilícito como supuesto integrante de la organización de Orellana Rengifo.

 

Tiene una medida de prisión preventiva por un plazo de 18 meses, vigente desde el 4 de febrero de este año, que vencerá el 3 de agosto del 2016.

Fuente: "El Peruano", 05 de Octubre de 2015