La figura de la prisión preventiva ha sido puesta en debate por los parlamentarios

Fuente: La República

En los últimos días el Congreso ha fijado sus ojos en el marco legal de la prisión preventiva. Ello no debería asombrarnos tomando en cuenta los recientes hechos. Y la pregunta viene instantáneamente a nuestras mentes ¿no deben ser ellos la voz de a la ciudadanía? ¿A qué punto pueden cambiar sus posiciones cuando perjudican sus intereses? Nuevamente demuestran que su cargo de representación queda solo en teoría. Me explico en detalle en las siguientes líneas.

En el 2017, el fujimorismo y el aprismo conjuntamente consideraron la medida de prisión preventiva impuesta a la expareja presidencial como un primer paso para luchar contra la corrupción enquistada en la política; es más, felicitaron a las autoridades de justicia.

Sin embargo, ahora, después de que se aplicó la misma medida contra Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, y de que ocurriera el suicidio del expresidente Alan García, la figura de la prisión preventiva ha sido puesta en debate. Varios representantes de los partidos que son investigados por el caso Odebrecht consideran que hay un “abuso” para detener a las personas sin pruebas. A las autoridades a los que felicitaron hace 2 años, ahora los acusan de no realizar adecuadas diligencias contra sus correligionarios. Y lo más irónico, en el caso del exmandatario Kuczynski, es que fue él quien siendo presidente, y en ejecución de facultades legislativas dadas por el Congreso, aprobó incrementar de 18 a 36 meses las prisiones preventivas.

Según programas y periódicos informativos los proyectos propuestos por el Legislativo sobre el tema en cuestión son los siguientes:

  • Luciana León (Célula Parlamentaria Aprista)

Insistió en que su norma ayudará al sistema judicial. Entre los rasgos principales del mencionado proyecto resalta que no se podrá aplicar prisión preliminar a personas mayores de 65 años, solo prisión domiciliaria. Además, plantea que se sancione con hasta cinco años de cárcel a jueces y fiscales que no cumplan con esa ley.

  • Lizbeth Robles (Cambio 21) 

Presentó un proyecto similar al de León. 

  • Rolando Reátegui

Propone que la prisión preventiva se aplique si la sanción al delito que se investiga es mayor de cuatro años.

Asimismo, Ernesto Blume, presidente del Tribunal Constitucional, solicitó al Parlamento realizar modificaciones al actual marco legal de la prisión preventiva. Al contrario, el titular del Congreso, Daniel Salaverry, comentó que “no se trata de cambiar la ley, sino del criterio con el que se interpreta”.

No obstante, muchos congresistas también se han mostrado en contra de este interés repentino de sus compañeros parlamentarios. Es así que el vocero del Frente Amplio, Hernando Cevallos, afirmó que el Apra impulsa esta propuesta legislativa solo para dar validez a su hipótesis de que Alan García se suicidó porque solicitaron prisión preventiva en su contra.

 

Fuente:

La República, “Congreso entra al debate sobre la prisión preventiva”, en La República, Lima: 24 de abril del 2019. Recuperado de <https://bit.ly/2L9hFWG>.