Magistrados deben ejercer control en geolocalización

Además, autoridad relievó importancia de la reserva en la investigación.

 

La necesidad de que fiscales y jueces puedan ejercer el doble control de los procedimientos de ubicación de personas en casos de flagrancia delictiva mediante el rastreo de sus equipos móviles, a fin de evitar excesos, planteó el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde.

 

Fue al intervenir en la conferencia magistral sobre el rol del Ministerio Público en la investigación preliminar y preparatoria con el nuevo Código Procesal Penal, realizada en el Colegio de Abogados de Lima.

 

En ese contexto, la autoridad sostuvo que solo de esa forma se garantizará una mejor aplicación del Decreto Legislativo Nº 1182, que norma los procesos de geolocalización en casos de flagrancia.

 

“Las iniciativas para legislar en materias de criminalidad organizada y delincuencia común son buenas para contrarrestar un clima de inseguridad, pero deben hacerse bajo el ordenamiento constitucional, de manera coordinada con las autoridades judiciales y, sobre todo, con un adecuado control, para no vulnerar los derechos”, afirmó.

 

El Decreto Legislativo Nº 1182 fortalece las acciones de prevención, investigación y combate de la delincuencia y el crimen organizado, con el uso de tecnologías de la información y comunicaciones por parte de la Policía Nacional. De ahí que su finalidad es regular el acceso de la unidad especializada de la Policía Nacional en casos de flagrancia delictiva, a la localización o geolocalización de teléfonos móviles o dispositivos electrónicos de naturaleza similar.

 

Esta medida, además, será solicitada si se tratara de un flagrante delito, si el delito investigado tuviese una sanción de más de cuatro años de pena privativa de la libertad, y si el acceso a los datos sea una necesidad para la investigación.

 

Plazo de detención

 

El titular del Ministerio Público también se refirió a la importancia de la reserva en los procesos de investigación y al plazo de detención en casos de flagrancia. En este último, la autoridad enfatizó que en casos de flagrancia delictiva, el plazo que una persona puede permanecer detenida es de 24 horas, las cuales rigen desde su captura hasta que sea puesta a disposición del juzgado.

 

Sánchez Velarde, asimismo, resaltó la importancia de la investigación preliminar, como etapa en que el fiscal recoge el mayor número de pruebas que servirán para las posteriores etapas del proceso penal. “No podemos dudar que existan casos de interés público; sin embargo, el fiscal debe dejar de lado cualquier protagonismo y custodiar los elementos de prueba que se obtienen para no alterar el proceso de investigación.”

 

Servicio

 

El fiscal de la Nación recibió la condecoración Vicente Morales Duárez, máxima distinción que otorga el CAL, en mérito a su destacable trayectoria al servicio de la justicia y la docencia en el país.

 

Fuente: El Peruano, 01 de octubre de 2015