Pablo Sánchez asume la fiscalía de la Nación, pero buscan que la Junta decida

El fiscal supremo Pablo Sánchez Velarde asumió la fiscalía de la Nación interinamente, luego de hacerse efectivo el jueves 1 de enero, la suspensión del fiscal supremo Carlos Ramos Heredia.

"Estamos coordinando con la Secretaría General y otros funcionarios porque la institución no puede quedar descabezada y el lunes se procederá a la entrega de cargo dentro de los cauces normales", declaró Sánchez Velarde.

Ramos Heredia aceptó la suspensión por seis meses que le impuso el CNM. No habrá resistencia o atrincheramiento como se especuló el miércoles, 31 de diciembre. Mañana o el martes regresará al Ministerio Público para recoger sus pertenencias, algunos libros y objetos personales, y hacer la entrega formal de la fiscalía de la Nación.

El suspendido fiscal de la Nación pasó las fiestas en una playa y en los próximos días se dedicará a preparar los argumentos de su defensa en busca de evitar la destitución y reintegrarse a sus funciones en el Ministerio Público. 

"Todavía tiene una sorpresa, ya se van a enterar. Ahora que esta fuera de la fiscalía tiene libertad para hablar", comentó uno de sus colaboradores.

El miércoles, Sánchez Velarde y el secretario general del Ministerio Público, Juan Carrasco, invocaron al personal de seguridad a tener un estricto cuidado durante el largo fin de semana de todo lo que entra y sale de la institución. 

"Nada se puede perder, cada documento tiene un responsable de área y está debidamente registrado, cada quien asume la responsabilidad que le corresponde", señalaron las fuentes.

El lunes, Sánchez Velarde debe designar a los funcionarios de confianza que lo acompañarán en su gestión y que se encargarán de la transferencia documental.

Se espera una entrega de cargo en cada una de las secciones en que se organiza la fiscalía de la Nación: La secretaría general y las áreas de enriquecimiento ilícito, denuncias de corrupción de altos funcionarios públicos, cooperación internacional, investigación de magistrados.

Será en estas áreas donde se realizarán cambios inmediatos, dado que el fiscal de la Nación interino debe actuar con gente de su confianza. Los funcionarios actuales regresan a sus puestos de origen.

La junta

Pero la situación se podría complicar. Esta transferencia es un acto inédito en el país. Nunca antes un fiscal de la Nación fue suspendido en el cargo y no hay nada escrito sobre este tema.

El doctor Pablo Sánchez considera que él asume automáticamente y que solo le corresponde dar cuenta a la Junta de Fiscales Supremos de la suspensión del titular.

Por su parte, Ramos Heredia dice que eso no es cierto, que la sucesión no es automática, y que él entregará el cargo a quien la Junta designe, en una resolución que debe acordarse y publicarse.

La Junta de Fiscales Supremos queda integrada por el mismo Pablo Sánchez, José Peláez Bardales, Nora Miraval Gambini y Zoraida Ávalos. Hace siete meses, Peláez, Miraval y Ávalos eligieron a Ramos y tienen mayoría para tomar formar quórun y decidir.

Peláez y Ávalos comparten la opinión respecto a que no hay nada que decidir y que Peláez debe recibir la entrega de cargo. Sin embargo, en un ambiente enrarecido todo podría cambiar de un momento a otro.

El Consejo Nacional de la Magistratura tampoco tiene claro quién debe suceder a Ramos. El consejero Gaston Soto Vallenas, uno de los que decidió la suspensión de Ramos Heredia, también considera que la Junta debe decidir, pues no se trata de una licencia o las vacaciones del fiscal de la Nación, cuando el reemplazante momentáneo es el fiscal supremo decano.

Además, creen que se necesita una resolución de la Junta de Fiscales Supremos que designe a un fiscal de la Nación interino, mientras dura la suspensión o se resuelve la situación de Ramos Heredia.

Un plazo de tiempo que, por ejemplo, se establece en la resolución que concede una licencia o permiso de viaje del fiscal de la Nación en ejercicio, lo que ahora no sucedería si la sucesión es automática, solo en virtud del acuerdo del CNM.

Así, Pablo Sánchez solo asumiría hasta que la Junta resuelve lo que corresponde. Por esto mismo, en una de sus últimas acciones al frente del Ministerio Público, Ramos convocó a Junta de Fiscales Supremos para el jueves 8 de enero. Él dice que es una citación ordinaria, pues la Junta se reúne todos los primeros jueves de cada mes.

Peláez Bardales y Zoraida Ávalos están de vacaciones o licencia hasta el miércoles 7 de enero. Miraval se jubila en febrero y apoyaría lo que decida la mayoría.

Así las cosas, Sánchez no podría convocar a Junta antes del jueves. En todo caso ese día será clave, tanto para respaldar a Sánchez Velarde, como para designar a otro. El resto del Ministerio Público observa la situación con preocupación y expectativa.

"Sea lo que decidan, que se haga pronto y sin mayores dramas que perjudiquen a la institución", comentaron diversos fiscales superiores y provinciales.

La opinión pública también espera que se ratifique al doctor Pablo Sánchez. Otra decisión daría la impresión de que se quiere ocultar algo. La única alternativa es Zoraida Ávalos. José Peláez también tiene un proceso en trámite en el CNM por el caso La Centralita y, como dijimos antes, Miraval se jubila el próximo mes.

Niegan reunión para coordinar suspensión

El presidente del Consejo Nacional de la Magistratura, Pablo Talavera, y el ministro de justicia, Daniel Figallo, desmintieron haberse reunido el 30 de diciembre, antes de que se decidiera la suspensión del fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia. El consejero Gaston Soto Vallenas también desmintió ese hecho.

Antes, el ex ministro aprista Jorge del Castillo señaló que el mismo día que se suspendió a Ramos Heredia, Figallo visitó el CNM y se reunió con Talavera.

El ministro Figallo visitó el CNM, pero el 22 de diciembre, para entregar una carta donde informó de la decisión de Proética de retirarse de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción (CAN) por la permanencia de Ramos. En la carta solicitó acelerar la investigación al fiscal de la Nación, sin pedir nada en particular, dicen los consejeros.

“No se habló nada de la suspensión, pues los consejeros Gonzalo García y Gastón Soto recién proponen suspender a Ramos el día 24 de diciembre, el 22 de diciembre, no había nada de eso”, subrayó Talavera.

Recién la próxima semana, el suspendido Carlos Ramos  planteará su recurso de reconsideración al CNM cuestionando los hechos que se le atribuye, la participación de Gonzalo García y el supuesto peligro procesal.

Fuente: “La República”, 04 de enero de 2015.