En 45 días estarán listos los protocolos para geoubicación

En un plazo de 45 días estarían listos los protocolos y directivas, que permitirán el uso del mecanismo de la geolocalización, para ubicar a criminales mediante las llamadas hechas desde teléfonos celulares, informó anoche el ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén.

En conferencia de prensa, informó que el próximo viernes se entregará un cronograma de trabajo y, a partir de entonces, empezarán una serie de reuniones, primero a nivel técnico y luego en una mesa de trabajo, para afinar los detalles, antes de su aprobación que podría ser en 30 días como mínimo y 45 días como máximo.

Al respecto, indicó que ayer en la tarde sostuvo una reunión junto con el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, con los representantes de las cuatro empresas operadoras de servicios de telefonía celular en el país, las cuales –dijo– cuentan con la tecnología suficiente.

Coordinación

Refirió que las cuatro empresas (Movistar, Claro, Entel y Bitel) han expresado su total voluntad para participar en la elaboración de los protocolos y directivas que permitan poner en marcha dicho mecanismo, pero además han señalado que cuentan con la tecnología necesaria para esa tarea.

No obstante, el ministro Adrianzén dijo que las operadoras también han expresado algunas inquietudes que serán resueltas en el reglamento del decreto legislativo y en los protocolos y directivas.

Por ejemplo, han pedido conocer cuál es el plazo para alcanzar la información de geolocalización, los costos, los actores responsables del proceso y qué responsabilidad tendrá cada uno.

Asimismo, han insistido que en los protocolos y reglamento quede bien claro el margen de actuación dentro de las cuales desarrollarán su labor, a fin de evitar cualquier tipo de infracción o incidente que podría ser generador de una sanción o, incluso, de la pérdida de la concesión.

“Nosotros les hemos expresado nuestro total acuerdo, nuestro absoluto respaldo, para que aquellas obligaciones queden perfectamente definidas, de manera que no se vaya a afectar, en modo alguno, ningún contrato de concesión.”

Acto seguido, Adrianzén reiteró su explicación de que la geolocalización “no implica de manera alguna la vulneración del secreto de las comunicaciones, que va a permanecer incólume”, y que el único propósito es “la necesidad de combatir la delincuencia”.

“Brindar datos significa [informar] de dónde se está realizando la llamado telefónica, no significa revelar datos que tengan que ver con el núcleo del secreto de las comunicaciones.” También se mostró dispuesto a concurrir al Congreso, si alguna comisión lo invita.

Norma es constitucional

El decreto legislativo mediante el cual se establece el uso de la geolocalización para el combate a la criminalidad, se enmarca en lo establecido por la Constitución, y fue conversado con las empresas dedicadas al rubro de telefonía celular, señaló el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe. Lo que se hará –reiteró– es intercambiar la información que se requiera respecto a determinados casos criminales. Dicha data “se la pedimos a ellos, por ser algo que almacenan en su archivos.” Respecto al reglamento de la norma, refirió que contendrá detalles sobre “los mecanismos de comunicación y cuál será la unidad especializada de la Dirincri que hará el pedido de geolocalización, así como el detalle de los formatos.

Acto en el Inpe

Los ministros de Justicia y el Interior participaron en la mañana de ayer en la ceremonia de graduación de 445 nuevos agentes del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

En pleno acto se registró la explosión de un objeto hecho de plástico que afectó a varias personas. Se investiga el hecho mientras que los heridos ya fueron dados de alta.

Fuente: "El Peruano", 04 de Agosto de 2015