Quienes tengan antecedentes penales históricos no podrán poseer armas

Gracias a un convenio de cooperación interinstitucional entre el Poder Judicial y la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec), toda persona con antecedentes penales históricos no podrá obtener licencia para el uso de armas de fuego.

Este importante acuerdo fue suscrito hoy por el presidente de dicho poder del Estado, doctor Víctor Ticona Postigo, y el superintendente de Sucamec, doctor Derik Latorre Boza, en la Sala de Embajadores del Palacio de Justicia, con presencia del consejero Eric Escalante Cárdenas.

El convenio permitirá implementar la Ley N° 30299, Ley de armas, municiones, explosivos, productos pirotécnicos y materiales relacionados de uso civil, el cual establece como requisito para obtener una licencia no contar con antecedentes penales históricos.

Actualmente los antecedentes penales se eliminan una vez cumplida la condena, pero para los efectos de la nueva ley no perderán vigencia, aun cuando se haya cumplido la condena o se haya emitido una resolución de rehabilitación de la persona.

La firma del convenio permitirá un control más riguroso de los usuarios de armas de fuego, evitando que lleguen a manos de personas que pueden representar un peligro para la sociedad, situación que repercutirá a favor de la seguridad ciudadana.

Con la suscripción del documento, Sucamec podrá acceder al registro de personas condenadas por todo tipo de delitos, incluyendo crímenes y feminicidio, y revisar los antecedentes penales históricos de actuales usuarios de armas y de nuevos solicitantes de licencias.

Si la Sucamec detecta que personas con antecedentes penales históricos poseen armas, cancelará sus licencias. De igual manera, denegará las solicitudes de licencias de personas con antecedentes penales históricos.

El Poder Judicial tiene registradas 900 mil condenas desde 1980 a la fecha, que pondrá a disposición de la Sucamec para que consulte los antecedentes penales históricos de los actuales usuarios de armas (250,000 aproximadamente) y de los nuevos solicitantes de licencias.

Poder Judicial, 23 de julio de 2015